“EL PADRE PRIMITIVO UN HOMBRE SIEMPRE BUENO, UN HOMBRE SIEMPRE SONRIENTE”

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 19 de febrero 2019. Fieles, amigos y sacerdotes, acudieron a las tres de la tarde de este martes a la Parroquia de Santa María Reina de la Paz en Monterrey, para darle gracias a Dios por la vida del Padre primitivo quien fue llamado a la presencia de Dios el pasado lunes.

Mons. Oscar Tamez Villarreal, Obispo Auxiliar de Monterrey, presidió la Santa Misa, en la que compartió sobre el valor de nuestra fe, en la Resurrección del Señor.

“Hoy venimos a esta celebración eucarística como las mujeres del Evangelio, como los discípulos de Emaús, en unos momentos de desesperación, en unos momentos de dolor, de incertidumbre, pero esto que estamos viviendo, hemos visto que nuestro Señor sale a nuestro encuentro”.

“Es la Palabra de Dios la que nos consuela, la que nos reúne hoy, en torno a esta mesa eucarística. Reconocemos en este acontecimiento Pascual, que Jesús Resucitado esta en medio de nosotros, con su fuerza, con su gracia y con su Espíritu”.

Mons. Oscar, compartió también, sobre el testimonio sacerdotal del Padre Primitivo.

“El paso del padre primitivo en esta comunidad, poco más de 20 años, lo vemos como una prueba más del amor de Dios, porque por más de 20 años, el Padre Primitivo en esta comunidad, ha dejado un rostro de bondad, quienes conocimos al padre Primitivo, quienes convivimos con él, quienes trabajamos con él, nos damos cuenta que vivía de una manera muy cercana”.

“Puedo decir junto con los feligreses de esta comunidad que el padre Primitivo, fue y ha sido siempre, un signo de Cristo el Buen Pastor, dio su vida, entrego su vida por las ovejas de esta comunidad”.

“Para nosotros sacerdotes veíamos en él, a un hermano, aun amigo, a un padre y la comunidad vio también en él, no solo un buen pastor, sino un maestro, donde siempre nos brindo su confianza y su amistad”.

“Un hombre siempre bueno, un hombre siempre sonriente, un hombre con mucha simpatía”.

“La mejor manera de recordarlo es ir al cielo, lo que el con su ejemplo y testimonio siempre nos enseño”.
#IglesiaDeMonterrey