COMUNICADO

«Si un miembro sufre, todos los miembros sufren con él» 1 Cor. 12, 26).

Saludo a todo el pueblo que peregrina en México, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

Como es bien sabido por la opinión pública, personalmente y a través de delegados, he estado al lado de tres jovencitas y sus familias, posibles víctimas del delito de abuso sexual cometido por un hermano lasallista, animándolas a no cesar en su búsqueda de justicia y verdad. A ellas, a la comunidad lasallista y a toda la sociedad quiero expresar:

Estamos con ustedes en su lucha para que la verdad y la justicia resplandezcan; como hasta ahora, permaneceré a su lado animándolas y buscando facilitar que la controversia se dirima ante la autoridad competente;
A la comunidad lasallista le pido que actúen comprometidos con la búsqueda de verdad y justicia, facilitando la acción de las autoridades y colaborando con ellas;
Todos como Iglesia, especialmente yo como pastor y la comunidad religiosa implicada en la situación, que tenemos que escuchar y brindar todo el apoyo a quien ha sufrido injustamente y castigar con firmeza cualquier posible delito;
Al hermano implicado lo invito a confiar en el actuar justo de las autoridades; debe enfrentar el actuar de la ley seguro de que en nuestra nación se respetan los derechos de todas las personas, incluida la presunción de inocencia mientras no se demuestre lo contrario.

Ante una injusticia, no podemos callarnos; ante un delito, debemos actuar y buscar la verdad; ante un daño, debemos reparar y pedir perdón. Dios siga guiando nuestro actuar para que la verdad y la justicia reinen.

+Rogelio Cabrera López

Arzobispo de Monterrey

Presidente de la CEM