Documentos

Búsqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
No. 03/2020
Prot. No. 52/2020
20 de Enero de 2020

Circular


A TODA LA IGLESIA QUE PEREGRINA EN MONTERREY: ¡PAZ Y BIEN!

El pasado 30 de septiembre de 2019 el Santo Padre publicó la Carta Apostólica en forma de “Motu proprio” Aperuit illis con la que se instituye el Domingo de la Palabra de Dios, que será el III Domingo del Tiempo Ordinario, este año esta fecha la celebraremos el próximo domingo 26 de enero.

Su Santidad explica que esta iniciativa surge del Jubileo extraordinario de la Misericordia, donde se hablaba de dedicar un domingo a la reflexión, meditación y divulgación de la Palabra de Dios. Así pues, respondiendo a este punto y a muchas peticiones del Pueblo de Dios, el Santo Padre ha decidido establecer este día para cumplir con este fin.

Por ello, tomando algunas de las indicaciones que hace el Papa Francisco en dicha Carta, en nuestra Iglesia local celebraremos este día de la siguiente manera a propuesta del Secretariado de Pastoral Litúrgica:

1. Repartir las “hojitas dominicales” de una manera distinta:
En la procesión de entrada de la Misa del III Domingo Ordinario se lleve el Evangeliario (donde lo tengan) o el Leccionario (donde lo tengan) o la Sagrada Escritura rodeada de velas que lleven los laicos de los grupos apostólicos o con mucho cuidado los niños.

Detenerse a mediación del pasillo (como sea hace en la Vigilia Pascual con el cirio) y desde allí distribuir las hojitas dominicales a los fieles.

Continuar la procesión hasta el ambón y entronizar el libro cantando:
TU PALABRA ME DA VIDA
CONFÍO EN TI, SEÑOR.
TU PALABRA ES ETERNA
EN ELLA ESPERARÉ…

Dichoso el que con vida intachable
Camina por la senda del Señor.
Dichoso el que guardando sus preceptos
Lo busca de todo corazón

Luego, se besa el Libro y se inciensa, luego el altar y lo demás como de costumbre.

2. Los lectores de este domingo deberán asistir con especial decoro según las costumbres de cada parroquia.
3. La Comisión de Música Sacra hará llegar a todas las parroquias el texto cantado del Evangelio de ese domingo para que los padres y diáconos puedan cantarlo.
4. Ya he hablado con el Rector del Seminario para que la fecha en la que un servidor instituirá el ministerio de lectores a los seminaristas preparados, será este mismo domingo, y ya quedará como una fecha fija en la Arquidiócesis. 

Que este día dedicado a la Palabra de Dios nos haga crecer como cristianos en nuestro seguimiento de Cristo y como dice el Santo Padre en su carta apostólica: “Que el domingo dedicado a la Palabra haga crecer en el pueblo de Dios la familiaridad religiosa y asidua con la Sagrada Escritura, como el autor sagrado lo enseñaba ya en tiempos antiguos: esta Palabra «está muy cerca de ti: en tu corazón y en tu boca, para que la cumplas» (Dt 30,14)”.