Documentos

Búsqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
Prot. No. 746/2019
11 de Septiembre de 2019

Comunicado

A los sacerdotes de Monterrey que trabajan con Conquistas, Cadenas, Escuadrones y Juveniles: 

Estimados Hermanos: 

Dentro de cuatro meses estaremos celebrando los 30 años del primer grupo del Movimiento de Juventudes Cristianas en nuestra Arquidiócesis, lo cual nos hace reflexionar, valorar y fortalecer el trabajo pastoral. 

El carisma del MJC como don del Espíritu Santo ha dado un impulso a la pastoral entre los jóvenes afines a sus métodos, que hoy son cerca de cinco mil miembros en 45 grupos y 10 que se están incorporando. Tienen en sí una gran herencia: por un lado, la técnica Scout de quienes provienen sus fundadores, quienes a la vez eran hijos de papás del Movimiento Familiar Cristiano y, en tercer lugar, la espiritualidad del Apostolado de la Cruz, cuyos Misioneros del Espíritu Santo fueron sus asesores en los primeros 20 años.  

En últimos años la Pastoral Juvenil y un servidor hemos hecho grandes esfuerzos por acompañarlos. He tenido juntas con los párrocos que trabajan con ellos (3-abr-2017 y 19-abr-2018), participé en el Congreso MJC, Monterrey (12-nov-2017), en la Asamblea Nacional de Dirigentes (14-ene-2018), y en el marco del año de la juventud cené con todos los dirigentes de Monterrey (24-ago-2018).  

El Papa Francisco nos indica en Christus Vivit 206 que «la pastoral juvenil sólo puede ser sinodal, es decir, conformando un “caminar juntos” que implica una valorización de los carismas que el Espíritu concede». Es así que desde hace seis años el MJC cuenta con su propio asesor diocesano, y el trabajo de asesoría nacional cada vez se ha fortalecido más y más.   

Cuando en 1990 inició el primer grupo en Monterrey, sucede en un periodo anómalo del Movimiento, pues justo entre 1988 y 1992 el MJC vivió un paréntesis en su vivencia de comunión eclesial. Es por eso que, cuando en 1992 surgen los primeros grupos separados del MJC, fue comprensible tal separación. En años posteriores al 92, siguió un proceso de reorganización y reconfiguración con la Iglesia. Hoy no hay duda de la pertenencia eclesial del MJC, y hoy no es posible, cristianamente hablando, que existan divisiones dentro del mismo carisma.  

Así, desde el 2017 tras un periodo crecimiento y maduración, recomendé la cercanía, el diálogo y el discernimiento con los grupos de Conquistas, Cadenas y Escuadrones que están separados del Movimiento para buscar su reincorporación, y pedí a los Asesores hablar con los sacerdotes antes de cualquier fundación. Hoy, cercanos al 30 aniversario, pido a sus párrocos, dada la realidad visible del Cuerpo Místico de Cristo, reincorporen a todos los grupos para juntos celebrar la unidad. Actualmente son 55 grupos en el MJC o proceso, pero también hay 10 grupos que usan los sistemas de trabajo del MJC, conviven con ellos, pero se mantienen separados.

Este carisma se ha multiplicado en últimos años, pues es de gran atractivo para los niños y adolescentes. Pero a la vez es un grupo que por su tipo de actividades (diversidad de deportes, campamentos, trabajo con menores) es de riesgo moderado y merece nuestra atención. Actualmente la Coordinación Regional es la encargada de organizar la expansión de los grupos para no menguar en calidad ni exigencia; ellos mismos se encargan de vigilar y dar seguimiento a los requerimientos que se han puesto por parte de la Arquidiócesis (seguro de gastos médicos, cartas responsivas, protección de menores) y de la propia Guía de Seguridad MJC; junto con la Pastoral Juvenil Arquidiocesana se organiza la distribución de los valles para acampar cada semestre; con la Pastoral Vocacional trabajan el retiro Descubre, y se les da el acompañamiento a los muchachos que así lo desean. De esta manera se manifiesta la verdadera comunión eclesial, no como accesorio ni exclusivamente en la cancha, sino en el acompañamiento, discernimiento y en el pastoreo real. Su lema «Unidos con Cristo para siempre» no puede excluir su fidelidad a la Iglesia, por esto muchos grupos agregan lema «Y fieles a su Iglesia toda la vida».

Pido a las parroquias y los grupos atiendan el acercamiento del Coordinador Regional Gabriel Díaz Guerrero y sus secretarios, a su Asesor Diocesano Pbro. Javier de la Torre Castaño y los sacerdotes Pbro. Alejandro Beltrán Garza, Pbro. Benito Ramírez Márquez, Pbro. José Alberto Estrada García, Pbro. José Antonio Muguerza Garza, Pbro. Mariano Rincón Alonzo y Pbro. Raymundo Gómez Moreno, para trabajar en el proceso de incorporación cordial y respetuosa. Y pido a los párrocos que sean ustedes quienes ayuden a comprender y valorar esta indicación con espíritu cristiano y eclesial.