Documentos

Búsqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
Prot. No. 547/2019
19 de Julio de 2019

Rescripto

A toda la Iglesia que peregrina en Monterrey, ¡paz y bien!


Con la gracia de Dios, el 24 de julio de 2020 se cumplirán 275 años de la celebración de la primera misa en el territorio de la actual Parroquia Santiago Apóstol, en Santiago, N.L. Con motivo de este acontecimiento, que sin duda ha traído grandes bendiciones a toda la región, el Pbro. José Eugenio Ramos Delgado, párroco de dicha comunidad parroquial, me ha solicitado la celebración de un año jubilar desde el 24 de julio de este año hasta el 25 de julio del próximo año, para incluir la celebración solemne del Santo Patrono de esa comunidad parroquial.

Así, en mi calidad de obispo diocesano, con gusto asiento a esta petición de celebrar un año jubilar en ocasión del 275 aniversario de la celebración de la primera misa en este territorio del 24 de julio de 2019 al 25 de julio de 2020, para terminar con la celebración solemne de Santiago Apóstol del próximo año, y por medio de este rescripto decreto la celebración de este.

Como don especial para todo el pueblo de Dios que se sume a este festejo, en conformidad con la norma 7,1 del Enchiridium indulgentiarum, concedo la indulgencia parcial a todos aquellos fieles católicos que, cumpliendo con las condiciones habituales para ganar la indulgencia parcial:

1. Participen de la misa solemne o votiva de Santiago Apóstol cada día 25 de mes, en el período ya señalado, en el templo parroquial de la Parroquia Santiago Apóstol, en Santiago, N.L., teniendo presente que participación en la eucaristía de la fiesta patronal de cada año, por norma del derecho universal, concede indulgencia plenaria si se tiene la intención de ganarla y se cumplen las condiciones para ello;

2. Participen en la misa de acción de gracias por el don de la eucaristía y el aniversario de la primera santa misa la mañana de los días 24 de julio de 2019 y 24 de julio de 2020, conscientes de que la misa de la víspera de la fiesta patronal, por derecho universal, concede la indulgencia plenaria si se cumple con las condiciones necesarias, como aclarado en el número anterior;

3. Participen en una misa dominical, incluida las misas de vísperas, en el templo parroquial antes citado, durante el período que dura el año jubilar.

4. También concedo dicha indulgencia a todos los fieles católicos enfermos o de edad avanzada que, impedidos de asistir al templo parroquial, reciba en torno a la misa votiva de cada día 25 de mes la comunión eucarística o al menos la proclamación del texto evangélico de dicha celebración. Para esto, el párroco deberá procurar que el día 25 de cada mes o dos días antes o dos días después todos los enfermos de su parroquia que lo soliciten reciban la visita de sus pastores o ministros extraordinarios de la comunión o miembros de la pastoral social para cumplir con las acciones aquí descritas. En todo momento los fieles de la comunidad tendrán derecho a sumar personas al listado que tienen los archivos parroquiales de enfermos en casas de la comunidad, mismos que deberán ser atendidos sin demora por os pastores de esta;

5. De igual forma los fieles católicos enfermos o de edad avanzada que, impedidos de asistir al templo, reciban la comunión o proclamación del evangelio en ocasión de la celebración dominical de la asamblea ganarán dicha indulgencia, siendo obligación del párroco de esta comunidad velar para que cada sábado o domingo se lleve el evangelio y la comunión a todos los enfermos de la comunidad. En todo momento los fieles de la comunidad tendrán derecho a sumar personas al listado que tienen los archivos parroquiales de enfermos en casa de la comunidad, mismos que deberán ser atendidos sin demora por los pastores de esta.

Para claridad de todos, les recuerdo que, en conformidad con la norma 4 del Enchiridium indulgentiarum, para ganar la indulgencia parcial se requiere realizar la obra enriquecida con esta al menos con corazón contrito, y así el don de la indulgencia será ganado por obra de la Iglesia.

Si bien no es necesario por tratarse de indulgencia parcial, por la riqueza que transmiten, conviene realizar la confesión sacramental, la comunión eucarística y la oración por las intenciones del Romano Pontífice. Estas obras, en cambio, sería obligatorias, de acuerdo a la norma 20 §1 Enchiridiridium indulgentiarum, para ganar la indulgencia plenaria propia de participar en la solemnidad de Santiago Apóstol el día 25 de julio y cualquier otra acción que conceda indulgencia plenaria, por ejemplo: la ya mencionada fiesta patronal de una parroquia, la celebración de la consagración del templo parroquial, media hora de oración ante el Santísimo Sacramento, entre muchas más.

Como padre y pastor, ya que personalmente estaré en la proclamación de este rescripto el día 21 de julio de 2019 en el templo parroquial de Santiago Apóstol en Santiago, N.L., les pido orar por mi ministerio y pedirle a la Santísima Virgen del Roble y al mismo Santiago Apóstol que intercedan por la paz en nuestra sociedad y por el desarrollo integral, humano y espiritual, de todos los que formamos esta Arquidiócesis de Monterrey.