Documentos

Búsqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
Prot. No. 928/2018
26 de Diciembre de 2018

Decreto

A toda la Iglesia que peregrina en Monterrey, ¡paz y bien!

Como nos ha recordado el Santo Padre Francisco, todos somos hermanos, hijos de un Padre bueno que nos llama a una fraternidad capaz de impregnar el mundo de una verdadera visión cristiana. Una fraternidad que, reconociendo las diferencias entre los diversos seres humanos, integra a cada uno en un mosaico de riqueza que transforma la sociedad, (cf. Francisco, Mensaje Urbi et Orbi, 25 de diciembre de 2018).

Este mensaje es de especial interés en ciudades e Iglesias locales como la nuestra que crece sin parar y corre el riesgo de deshumanizarse y perder rostros concretos. Solo ser un conjunto de personas cohabitando y no una verdadera comunidad fraterna que integra a todos y que cada uno enriquece con su propia persona, especialmente impregnando la sociedad con el espíritu cristiano. Es por ello que constantemente me pregunto la oportunidad de erigir nuevas comunidades y con gusto escucho las propuestas que los fieles, sacerdotes y laicos, me hacen sobre ello.

Así, con gusto he acogido la propuesta del Pbro. Jaime Dávila Hernández, Vicario Episcopal de la Zona Pastoral XII y párroco de la Parroquia de Santa Emma, para erigir dos nuevas misiones parroquiales, a fin de evitar la masificación de la comunidad cristiana y que, dotadas de un pastor propio, puedan integrarse como verdadera comunidad fraterna que dinamiza la sociedad y la impregna de espíritu cristiano.

De esta forma, a tenor del c. 516 §2, habiendo escuchado al Consejo Episcopal y al Consejo Presbiteral (cf. c. 515 §2), considerando delante de Dios las necesidades de la comunidad parroquial de Santa Emma en Juárez, N.L., por las presentes letras, como Obispo diocesano de esta Iglesia, ERIJO

las misiones parroquiales

Espíritu Santo en Juárez, N.L. y

María Siempre Virgen en Juárez, N.L.

La Misión Parroquial Espíritu Santo en Juárez, N.L. estará integrada por los fieles que habitan dentro de los siguientes límites: tomando como punto de partida el extremo poniente de la barda perimetral del Fraccionamiento Arcadia en Juárez N.L. (contigua a Calle Las Flores de la Col. Jardines de la Silla en Juárez, N.L.) se sigue toda esta en dirección oriente hasta encontrar Calle Camino a las Espinas que se seguirá al norte hasta encontrar la Calle Santa Judith. Se sigue esta, considerando solo su acera sur, hasta llegar a la Av. Acueducto que, considerando solo su acera poniente, se recorre hasta encontrar la Calle Encinos (o Av. Camino a las espinas) que habrá de recorrerse al poniente, considerando solo su acera norte, hasta llegar al final de la calle Prolongación Limones. De este punto se parte al norte hasta encontrar el punto de partida (dentro de este límite se incluirán el Fraccionamiento Arcadia Sector La Silla).

De esta forma, los siguientes asentamientos humanos, sin ser taxativos solo ilustrativos, integran la Misión Parroquial Espíritu Santo: Fraccionamiento Arcadia, Sectores 13 y 14 de Santa Mónica, Maestranza, Bosques de San Pedro, Privadas del Bosque, Privadas de la Sierra y Reguiletes.

La iglesia de San Pedro y San Pablo en Col. Bosques de San Pedro, la iglesia de San José Obrero en el Sector 14 de Col. Santa Mónica, la iglesia de San Antonio de Padua en la Col. Rehiletes y la iglesia del Espíritu Santo en Fracc. Arcadia, junto con todo aquello que las integra, pasan a ser parte del patrimonio estable de la Misión Parroquial Espíritu Santo.

Por su lado, la Misión Parroquial María Siempre Virgen estará conformado por los fieles que habitan dentro de los siguientes límites: tomando como punto de referencia el encuentro entre la Carretera a San Roque y el Camino a Rancho Viejo, se sigue, considerando solo la acera sur, este último hacia el poniente hasta el Camino a San Roque que se continúa al sur hasta que, a la altura de la Calle Lomas de Jamaica, se toma la Av. Acueducto hacia el sur, solo considerando la acera oriente, hasta que encuentre la Carretera a San Roque que habrá de recorrerse al norte hasta llegar al punto de partida, considerando solo la acera poniente.

De esta forma, los siguientes asentamientos humanos, sin ser taxativos solo ilustrativos, integran la Misión Parroquial María Siempre Virgen: San Roque, Valle Real, Montebello, Alborada, Esmeralda Sur, Sectores 1 y 2 de Los Valles, Lomas de Naranjos, Monte Kristal 4º Sector, Ampliación Rancho Viejo.

La iglesia de María Siempre Virgen en la Col. Valle Real, la iglesia de San Roque en la Col. San Roque, la iglesia de San David Uribe en la Col. Monte Kristal 4º Sector, la iglesia de Jesús Misericordioso en la Col. Ampliación Rancho Viejo, la iglesia San Juan Pablo II en la Col. Los Valles, la iglesia Sagrada Familia en la Col. Montebello, la iglesia de San José en la Col. Alborada y la iglesia María Niña en la Col. Esmeralda Sur, junto con todo aquello que las integra, pasan a ser parte del patrimonio estable de la Misión Parroquial María Siempre Virgen.

Ambos grupos de fieles dejan de estar bajo la autoridad pastoral del párroco de la Parroquia de Santa Emma, a menos que en el futuro haya una disposición en contrario, y estarán bajo el gobierno pastoral del rector de la propia Misión Parroquial. Si bien se le dará nombramiento a parte a cada uno de ellos, nombró como primer rector de la Misión Parroquial Espíritu Santo al Pbro. Demetrio González Espinosa y como primer rector de la Misión Parroquial María Siempre Virgen al Pbro. José Armando Pruneda Sánchez.

A ambas misiones parroquiales les concedo personalidad jurídica pública en la Iglesia, así como el derecho de poseer los propios libros según la costumbre de nuestra Arquidiócesis. Los rectores deberán, cuanto antes, conformar los propios consejos parroquiales y de asuntos económicos según la ley universal y la ley particular de nuestra Iglesia, así como nuestras legítimas costumbres.

En relación con la autoridad civil, ambas misiones parroquiales continuarán formando parte de la Parroquia de Santa Emma, hasta que tome una decisión sobre elevarlas a parroquias o reintegrarlas al gobierno pastoral del párroco de Santa Emma. Así, entre otras cosas, su economía será revisada por la Parroquia de Santa Emma en Juárez, N.L. Deberán, pues, coordinarse con los departamentos de Asociaciones Religiosas y de Tesorería de nuestra Arquidiócesis, así como con el párroco ya mencionado, para poder administrar los propios bienes conforme al derecho de nuestra nación y las disposiciones del derecho canónico.

A ambos rectores les recuerdo la intención impresa en la erección de estas misiones parroquiales: formar comunidades fraternas que dinamicen la sociedad y la impregnen del espíritu cristiano. Deberán, pues, salir al encuentro de todas las personas que integran la misión parroquial y de aquellas otras personas que habitan el territorio que se les confían para tender entre todos verdaderos lazos de fraternidad. En especial, en sintonía con el plan de pastoral para el 2019, deberán atender a los más pobres y solidarizarse con ellos y, como lo ha expresado el Papa Francisco para toda la Iglesia, proteger a toda persona frágil, indefensa y descartada que puedan encontrar en su comunidad (cf. Francisco, Mensaje Urbi et Orbi, 25 de diciembre de 2018).

Ordeno, por otro lado, a todos los párrocos y rectores de nuestra Arquidiócesis incluir en sus libros de gobierno este decreto y considerar las decisiones que he tomado y en este expresado. Los rectores de estas nuevas misiones parroquiales deberán transcribir íntegro y en primer lugar este decreto en su libro de gobierno y después transcribir íntegramente su nombramiento.

Que nuestra Madre Santísima del Roble cubra con su manto a estas nuevas misiones parroquiales y las conduzca a ser verdaderas comunidades fraternas en las que resplandece el espíritu cristiano.