Documentos

Búsqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
Prot. No. 148/2019
23 de Febrero de 2019

Comunicado

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 12.0px 'Helvetica Neue'} p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 12.0px 'Helvetica Neue'; min-height: 14.0px}

A TODA LA IGLESIA QUE PEREGRINA EN MONTERREY: ¡PAZ Y BIEN!



“Dios nos ha elegido antes de la fundación del mundo para que vivamos ante Él santamente y sin defecto alguno en el amor” Ef 1,4-5


Con estas palabras, San Pablo, nos exhorta a vivir la vocación única a la santidad. Sin embargo cada uno, teniendo claro esta llamada única, también tiene una vocación específica que descubrir y vivir.


En nuestra Arquidiócesis contamos con un Centro Vocacional cuya misión es suscitar, promover y acompañar el discernimiento vocacional en los jóvenes de la Arquidiócesis de Monterrey para ayudarlos a descubrir y responder al llamado que Dios les hace, en particular a una de las tres vocaciones específicas: laical, consagrada o sacerdotal.


Como cada año quiero invitarlos a unirse, física y espiritualmente, a LA SEMANA DE ANIMACIÓN VOCACIONAL, que se llevará a cabo del 25 de febrero al 03 se marzo del presente año, clausurando dicha semana con el ENCUENTRO SACERDOTAL VOCACIONAL el domingo 03 de MARZO, en el SEMINARIO DE MONTERREY (Avda. Corregidora 700 Nte. Col. Plan de Ayala, San Pedro Garza García), el cual iniciará a las 10:00 a.m. y terminará a las 4:00 pm.


Se ha preparado para la ocasión un subsidio litúrgico, que se envía como anexo a este comunicado, en el que se proponen oraciones por las diferentes vocaciones, para que los sacerdotes las utilicen durante las celebraciones de la misa y todos como Iglesia de Monterrey pidamos a Dios maduren las vocaciones.


Unámonos en oración por las actividades del Centro Vocacional y de toda nuestra Iglesia encaminadas a descubrir la propia vocación de cada cristiano, especialmente en estos momentos de la historia de la Iglesia donde cada vez es más necesario pedir al Dueño de la mies que envíe trabajadores a su mies.