Documentos

Busqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
No. 10/2018
Prot. No. 639/2018
3 de Septiembre de 2018

Circular

A TODA LA IGLESIA QUE PEREGRINA EN MONTERREY, ¡PAZ Y BIEN!

El mes de octubre, como es costumbre, la Iglesia pone su mirada en la labor misionera que nos dejó el Resucitado antes de subir al encuentro con el Padre y de forma especial el penúltimo domingo de octubre celebramos el DOMUND, que este año tendrá lugar el 21 de octubre utilizando el lema “Junto a los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos”, en sintonía con el Sínodo de los Obispos dedicado a la pastoral vocacional y los jóvenes.

Así, quiero animar de manera especial a los jóvenes a que se sientan misioneros, porque lo son: llamados a llevar a Cristo hasta los confines de la tierra, como decía Su Santidad Benedicto XVI, llevar el Evangelio al nuevo continente digital. Dios nos conceda que dentro de nuestros jóvenes surjan abundantes vocaciones misioneras y que todos recordemos que estamos llamados a ser misioneros en nuestra vida cotidiana con la proclamación de la Palabra de Dios en especial con los gestos cotidianos: sonrisa, saludo, bendición, etc.

Para que se convierta en realidad nuestro deseo de abundantes vocaciones misioneras, ya sabemos cuál es el camino: ayunar para que el Señor alivie su cansancio; orar para que el Espíritu los fortalezca e ilumine; ser generosos para que nuestra caridad ayude a la formación de los misioneros y a la realización de su trabajo cotidiano. 

Para fortalecer este último punto, con la generosidad en aumento que nos distingue cada año, destinaremos la colecta del XXIX Domingo de Ordinario (20 y 21 de octubre) a esta labor. Así ordeno que las colectas de esas misas sean entregadas íntegra y expeditamente al Departamento de Misiones, por los medios ya conocidos.

En la animación de esta jornada participarán los alumnos del Seminario de Monterrey y del Instituto Diaconal, así como los diáconos permanentes y miembros de algunas congregaciones religiosas, visitando las diversas parroquias de nuestra Arquidiócesis para, en diálogo con los sacerdotes, motivar a la realización de acciones a favor de la labor misionera. 

Encomiendo a Nuestra Señora del Roble la realización de esta jornada que será de gran beneficio para toda la Iglesia.

Dado en la Sede del Arzobispado de Monterrey, a los tres días del mes de septiembre del año del Señor 2018.